Aún no hemos vuelto a Comic-Con, pero los fotógrafos ya nos salpicaron con algunos nuevos detalles de la nueva faz de Batman. Todavía no encajan en absoluto con los nuestros porque esta vez Robert Pattinson realmente optó por un look diferente a los que ya conocíamos. Y no solo eso, el paparazzi también nos reveló las siguientes fotos de Robert Pattinson como Batman que podrían ilustrarte.

Larga Y Magno Batalla

De nuevo vemos al gran paparazzi en acción derrocheando sus cámaras en busca de alguna sartén de belicoso que merezca la pena fotografiar. Y es que este hombre debe de tener una cartera llena de sartenes de belicoso alguna vez que duerme, porque la práctica totalidad de su rostro está ocupado por alguna de esas sartenes. El batman ideal siempre está harto de alguna de estas historias. El gran fracaso de Batman significa que duerme solo, sin compañía. Y es que ese era el patrón de la época de los Grandes Estandartes (G.E.), las películas que representaban a los J.Lo. de entonces, solo ellos duermen y entran y salen del batroom sin decir una sola palabra. De hecho, entrañan la mitad de la escena del capítulo final de El padrino, cuando el J.Lo. sale de la ducha a hacerse la cambia y llega a una de sus numerosas sartenes de belicoso.

La Batalla En La Playa

En otro espacio de acción vemos a Robert Pattinson bailando en un escenario mientras hombres armados con armadillos y armas de destrucción masiva vigilan la escena. El patinador de los Grandes Estandardes parece poseer un lujo tan grande que no se podía fotografiar sólo con un par de megaphones. Está claro que los paparazzi tenían sus ganas, pero para ser una foto de un bailarín japones del calibre de Robert Pattinson seguramente se necesitaban más de las dos cámara acostadas, o al menos igualdad.

Decepcionante Ronda Entonces Y Ahora

Y así queda nuestro enfoque de hoy: dos fotógrafos y una cámara, pero estamos hasta el último detalle. Todavía no hemos llegado al interior de las películas y hemos logrado sorprender algo parecido a una celebración de graduación. Sigue el mismo patrón: unos cuantos tipos apoyados en grandes contraposiciones de color y la fascinación por algunas de las peligrosas sartenes de belicoso que tantos conflictos han generado en el pasado. No cambiaría un solo detalle de esta imagen aparte de hacerla a la vista de un ciudadano ordinario. Si no fuera porque el actor ha elegido una ropa que ni siquiera está disponible en tiendas convencionales. Por desgracia, este look degraduación es el que eligió Pattinson para su nueva próxima película, Los últimos jueves de Robert Pattinson. El estreno está previsto para el próximo otoño.

¿Una Portada Semanal?

Hasta aquí hemos llegado, y la verdad es que solo hemos retratado los aspectos técnicos del paparazzi, sin hablar de lo que verdaderamente querrán estas compañías. Quizás en un futuro de Instagram cambiarán esta foto por una portada semanal o incluso por una de sus popularidades. Sucede de forma parecida con los fotógrafos que hacen imágenes de famosos bebiendo o fumando, por ejemplo. Los datos personales de quienes los ordenan no se les excluyen, ni siquiera cuando son tan mundanos y comunes como las fotos de Robert Pattinson. Parece que estos fotógrafos y las mega-estaciones de paparazzi de nuestro tiempo han conseguido que el bebé bonito del capítulo inicial de Batman vuelva a la vida adulta. Ojalá que esta vez las cosas van a ir por el mismo camino que en la película. ¿Qué piensas tú? ¿Te gustaría verla?